Trade Secrets Destroy Democracy

La transparencia debe ser la norma y el secreto comercial la excepción, nunca al revés

El pasado 14 de abril, apenas 10 días después de la salida a la luz de los Papeles de Panamá gracias a un alertador anónimo, el Parlamento Europeo aprobó la directiva Trade Secrets que, a pesar de sus excepciones, pone como norma general el secreto comercial por encima de la libertad de información.

Nuestros gobernantes electos han aceptado que ante la denuncia de abuso corporativo se proteja por defecto el interés comercial antes que a los ciudadanos y a los periodistas que lo destapan.

Esta ofensiva no es más que la prueba de que nuestras denuncias y filtraciones están poniendo en peligro la continuidad de conductas abusivas por parte de las élites políticas y financieras que hasta ahora no se habían sentido amenazadas.

 
Tal y como anunciábamos, la lucha para defender nuestro derecho a saber no ha acabado todavía. Con este texto queremos compartir con la sociedad civil cuales son los próximos espacios en los que actuar:

1 – En los próximos 24 meses desde su aprobación en el Parlamento Europea, la Directiva Trade Secret debe transponerse (adaptarse) a las legislaciones de los estados miembros de la Unión Europea para entrar en vigor en cada uno de ellos.

En esta transposición tenemos un margen de maniobra para presionar a los gobiernos de cada Estado para que corrijan los desequilibrios de la directiva en favor del derecho ciudadano a conocer información de interés general, y ofrezcan garantías de protección suficientes para los alertadores y periodistas que denuncian.

El secreto comercial puede servir su propósito de promover la innovación en la unión europea pero no si dificulta la libertad de prensa, de información y de expresión o transparencia, dando lugar a más abusos financieros, sobre la salud, el medio ambiente y los trabajadores.

La coalición internacional de la que formamos parte urge a nuestros gobiernos potenciar los siguientes puntos en la transposición a nivel nacional y que son compatibles con la Directiva:

  • Protección para los periodistas
  • Protección para los alertadores/whistleblowers
  • Protección para la información revelada que sea de interés general
  • Protección para las autoridades públicas
  • Limitar las responsabilidades por daños de los trabajadores hacia sus anteriores empleadores y reducir el periodo de limitación de 6 a 3 años
  • Proteger la transparencia para los ensayos clínicos
  • Daños ajustados al prejuicio real sufrido
  • Consistencia con la Convención de Aarhus por el acceso a información ambiental

Estamos trabajando en una “guía para la transposición” de la directiva de secretos comerciales que ayude a los legisladores nacionales a tomar las decisiones correctas para proteger los derechos de la ciudadanía por encima de los intereses corporativos.

 
2 – Por otra parte en Europa y en muchos países de la Unión se está hablando de crear legislaciones que protejan los alertadores. Debemos seguir exigiéndolas y vigilando cómo se realizan.
Este es el Decálogo para la protección de los Alertadores/Denunciantes que llevamos tiempo reclamando desde Xnet y el Grupo Ciudadano contra la Corrupción:
https://xnet-x.net/es/decalogo-proteccion-denunciantes-alertadores/

 
3 – A estas legislaciones hay que añadir una defensa del uso jurídico de la información desvelada, para contrarrestar los efectos dañinos de las medidas cautelares que contiene la Directiva Trade Secrets.
Además de defender a quien denuncia, debemos asegurar que información relevante pueda usar en los tribunales para (re)establecer nuestros derechos y acabar con los abusos.

 
En el calendario no debemos olvidar dos fechas importantes:

  • Mañana, 17 de mayo la Directiva espera la aprobación formal del Consejo Europeo. Aunque el Consejo tendría le poder de bloquear el texto para que se corrija sus amenazas, dudamos que tenga la valentía política para hacerlo.
    Hagámonos oír. Atentos en redes sociales a partir de las 10h.
  • Recordemos que un periodista, Edouard Perrin, y su fuente, Antoine Deltour, están siendo juzgados en este momento por revelar el caso de elusión fiscal organizado por los que ahora son miembros de gobiernos europeos. Sigamos atentos para dar a los perseguidos nuestro apoyo y solidaridad.

¡Seguimos!