La posición de Xnet sobre el DSA package

La reforma necesaria del marco jurídico sobre servicios digitales (e-commerce Directive, nuestra LSSI) está a punto de llevarse a cabo con el Digital Services Act Package (Digital Services Act (DSA) y Digital Markets Act (DMA)).

Este conjunto de medidas emprende una actualización necesaria del marco jurídico europeo, pero contiene algunos elementos y tendencias peligrosos en relación con nuestros derechos y libertades en la era digital, que pueden tener graves consecuencias para el futuro.

Debemos oponernos a la gestión institucional y privada de la libertad de expresión de la sociedad. Esto implicaría otorgar prerrogativas liberticidas a ambos poderes (instituciones y grandes corporaciones de los contenidos online), no dignas de unas democracias y que sofocarían todo tipo de disidencia en un escenario de pensamiento único orwelliano.

Debemos oponernos no solo porque es liberticida, sino que porque es un enfoque equivocado para luchar contra contenidos delictivos y desinformación.
 

Pedimos a las y los europarlamentarios que frenen los principales peligros de esta legislación:

1 – Filtrado preventivo del contenido y responsabilidades (liability and general monitoring)

Xnet siempre ha defendido que se debe castigar el negocio de la viralización de contenidos ilícitos y no la libertad de expresión. Tal y como exponemos en nuestro libro #FakeYou, no se debe fomentar la censura de contenido, sino la obligación de verificación para las instituciones, los partidos y quien paga y cobra por la creación y viralización de contenido.

No hay otra opción real. Todo lo otro es solo perpetrar un negocio que conviene a los partidos, acallando a la vez las voces críticas. Aquí un ejemplo en Rusia.

¿Quiere la UE equipararse a Rusia cuanto a libertad de expresión?
En el informe del IMCO del 28 de mayo se ha llegado al gravísimo extremo de considerar contenido eliminable de inmediato de forma administrativa contenido que «dañe las políticas públicas» (léase «que critique lo que diga el gobierno») y preservar por encima del resto de la población las «cuentas relevantes» (léase de los políticos, principales autores de la polarización social y principales financiadores de la industria de la (des)información).

Esta es una tendencia digna de estados totalitarios y apelamos al deber de los europarlamentarios de defender los derechos humanos para que rectifiquen esta tendencia.
 

2 – Anuncios online (comerciales o políticos) y sistemas de recomendación (Adtech and recommender systems)
La privacidad debe garantizarse desde el diseño y por defecto, sin publicidad personalizada por defecto. El uso de datos personales debe estar desactivado de forma predeterminada. Solo debe permitirse la recepción opcional de anuncios personalizados con datos proporcionados voluntariamente por la o el usuario con su consentimiento explícito libremente otorgado y no masivo (opt-in).
Ello conllevaría eliminar el rastreo por parte de terceros y perfilado.
La regulación NO debe diferir entre online y offline.
Por otra parte, cada vez hay más pruebas de que la forma en que funcionan los sistemas de recomendación propiedad de las plataformas tienen grandes consecuencias en la polarización del debate. En este sentido, se deben regular además de permitir que sean generados externamente a las plataformas. Las y los usuarios deben poder elegir entre diferentes sistemas, incluidos los creados por, por ejemplo, organizaciones ONGs o especialistas en diversas temáticas.
 

3 – Transparencia e interoperabilidad y no priorización de productos

Debe haber transparencia en cómo se generan los algoritmos de recomendación y de priorización además de transparencia en quién financia los anuncios online (y offline).
Las configuraciones y contenidos deben poderse cancelar y portar a otras plataformas.
Se debe impedir la consolidación de silos de datos en favor de la usabilidad de los datos para el interés general.
La interoperabilidad debe ser la norma: plataformas, sistemas operativos, incluso antenas (ver enmienda 57). Además, la interoperabilidad y transparencia deben aplicarse para que las y los usuarios puedan calibrar sus propios filtros o administrar el contenido.
Apoyamos las posiciones de algunos países que abogan para que los productos y programas no puedan venir por defecto priorizados (FR), como por ejemplo la preinstalación de apps en sistemas operativos (NL) y no limitarse a permitir la desinstalación como indica el texto legislativo hasta ahora.
 

4 – Entidad de control europea independiente

Frente a la propuesta de crear entidades nacionales de control o de reciclar las de protección de datos a tal fin, apoyamos las posturas como las de algunos países (IE) que indican que las Autoridades de Protección de Datos nacionales de momento tienen todavía muchos problemas de lentitud y falta de proactividad por cómo han sido diseñadas. Es preferible una entidad supranacional bien regulada que permita evitar los sesgos nacionales, las puertas giratorias y la corrupción además de poder aplicar criterios más neutrales.
 

5 – Otros

– Medidas anti-SLAPPs por las graves asimetrías de defensa que pueden haber y que pueden socavar la libertad de expresión.
– Impedir las interferencias en comunicaciones interpersonales.

 

Para más informaciones ver – Como coalición escribimos al Euro Parlamento sobre el respeto de los derechos humanos en el DSA package.
https://www.accessnow.org/cms/assets/uploads/2021/09/DSA_Joint_Letter_MEPs.pdf