Xnet contesta a la consulta pública sobre la Digital Services Act (#DSA) de la Comisión Europea

Como anunciamos por twitter (https://twitter.com/X_net_/status/1303621961063555072), hemos contestado a la consulta pública sobre la Digital Services Act (https://ec.europa.eu/digital-single-market/en/news/commission-launches-consultation-seek-views-digital-services-act-package), que junto con la Digital Markets Act o #DMA sustituirá la Directiva de Comercio electrónico del año 2000 (https://twitter.com/X_net_/status/1338757892208463872), para dar nuestro punto de vista sobre la regulación de los servicios digitales en favor de los derechos y libertades fundamentales de las y los usuarios.

La DSA influirá en muchos ámbitos: desinformación, libertad de expresión e información, protección de consumidores, transparencia, modelos de negocio basados en datos, privacidad y protección de datos, regulando cómo será el futuro de Internet y de los Derechos Digitales.

Es una oportunidad para poner las personas y sus derechos en el centro, creando una legislación basada en los derechos humanos. Es importante no caer en los mismos errores de la Directiva Copyright y las legislaciones de otros países como Francia y Alemania.

El objetivo de la DSA y la DMA es regular el poder de las grandes tecnológicas o “gatekeepers”, en relación con el derecho de competencia. Es importante distinguir entre grandes y pequeños para la innovación y acabar con monopolios.

La DSA regulará la responsabilidad de las plataformas x el contenido de lxs usuarixs. Atención: es importante no darles responsabilidad de vigilantes porque las transforman en policias privados de internet que aplican la censura previa.Es importante deshacer el daño ya hecho y no permitir que las plataformas estén obligadas, directa o indirectamente, a monitorear el comportamiento y contenido de lxs usuarixs para filtrarlo. El filtrado previo con la excusa de desinformación, odio, copyright, etc. conllevarían una retirada desmesurada de contenido legítimo que vulneraría las libertades de expresión e información sin procedimientos de apelación o reparación dañando la innovación.

Es el momento de replantear el capitalismo de vigilancia y los negocios basados en la extracción de datos personales que a menudo vulneran nuestros derechos y cuyas consecuencias son tangibles tanto a nivel individual como colectivo.

La manera de hacerlo es dando a los usuarios el control sobre el contenido al que acceden. En lugar de ser perfilados por defecto, debemos poder consentir (opt-in) de forma libre e informada a que nos perfilen para recibir contenidos personalizados.

Para evitar monopolios que además amplifican la polarización, las comunidades de derechos digitales pedimos: interoperabilidad para pasar nuestra información de una a otra plataforma y que cada uno pueda utilizar la plataforma que crea.

Para ejercer decisiones informadas sobre las plataformas utilizadas es importante también que lxs usuarixs puedan conocer las prácticas y políticas de las mismas de forma usable y no términos y condiciones infinitas.

La elaboración de perfiles, recomendaciones personalizadas y las decisiones automatizadas tanto en plataformas corporativas como institucionales deben ser opt-in e informadas. En general debe existir transparencia algorítmica. Esta transparencia también debe servir, como exponemos en #FakeYou, para que podamos vigilar a las instituciones y que no nos vigilen.

En resumen, la UE debe corregir el enfoque de legislaciones anteriores protegiendo el interés público y los derechos humanos, garantizar anonimato, privacidad y seguridad vs exigir transparencia de las plataformas e instituciones. Cada Estado Miembro deberá transponer el contenido de #DSA y #DSM en sus normas internas. Empieza así un largo camino en el que deberemos estar alerta.

 

Download the PDF file .

 

|