Partido X

UN MENSAJE AL #15M DESDE EL BARRIO DE INTERNET

Ha empezado el baile. La idea está en el aire y el debate sobre la mesa. No pasa una semana sin que nuevas o viejas formaciones políticas intenten presentarse como la opción electoral del 15M. Quienes hemos escrito esto queremos explicar por qué para nosotros, como quincemayistas, si el momento exige dar el salto a la arena electoral, la Red Ciudadana Partido X nos parece la opción más lógica y fiel al espíritu inicial del 15M del 2011.

Hay gente que trata de vincular el 15M a opciones de izquierda. Sin embargo, el manifiesto que nos convocó la manifestación del 15 Mayo decía así:

Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.

Algunas de las opciones que tratan de vincular el 15M a la izquierda son partidos tradicionales o grandes figuras mediáticas de la izquierda clásica que quieren presentarse a las elecciones diciendo representar al 15M pero sin cambiar sus viejas estructuras, esas que se han mostrado incapaces de cambiar las cosas en las últimas décadas. No se puede ser parte del problema y de la solución al mismo tiempo. Su argumento es el chantaje de apelar a la unidad, la unidad en torno a ellos.

Otras son opciones nuevas que aspiran a renovar la izquierda. Creemos que la renovación es siempre algo bueno, pero, en este caso, no suficiente. Es innegable que gente implicada honestamente en un proceso de renovación de la izquierda ha aportado mucho al 15M y viceversa, el 15M ha servido para renovar parte de la izquierda. Sin embargo, ese feliz efecto colateral no es la razón de ser del 15M ni el objetivo que aquí nos ocupa, el salto al espacio electoral. Porque si hablamos del 15M, su espíritu no era el de enfrentar bandos sino el de que la ciudadanía, transversalmente, instaure una democracia real.

Hay iniciativas que se presentan como 15M apropiándose y privatizando marcas que deja en su estela el movimiento. Especialmente preocupante es el caso de ADRY, que llegó a registrar “Democracia real ya” como asociacion, usurpando el Facebook de la plataforma original y este grito colectivo.

No solo por estas prácticas son peligrosas inciativas como esta, sino porque no se hacen cargo de la complejidad de la situación y utilizan el “clicktivismo” para mantenerse y mantenernos ocupados. No se pueden cambiar las cosas dándole a un “me gusta” en Facebook, votando con un “sí” o con un “no”.

Es hora de avanzar hacia algo nuevo.

Por otra parte, la indudable visibilidad de las encuestas o firmas de peticiones no es suficiente por si sola para la profunda transformación de la realidad que se requiere.
Después de visibilizar los problemas, necesitamos dotarnos de dispositivos capaces de aportar soluciones proactivas, en positivo, de forma eficaz y urgente, dispositivos capaces de llevarlas a cabo.

La democracia está en los matices y exige ciudadanos que se corresponsabilicen en las áreas donde deseen participar, informándose, aportando con conocimiento, respetando el trabajo hecho e integrando las opciones de consenso.
No basta con buena voluntad, es imprescindible desarrollar nuevos métodos que catalicen las capacidades de la ciudadanía para dar la vuelta a esta situación. Necesitamos aprovechar el conocimiento experto de la sociedad civil y no partir de cero. En ningún momento creemos que la democracia consista en evitar tomar decisiones por miedo a perder el consenso absoluto.

Los movimientos que aspiran a transformar la sociedad son fundamentales para crear las condiciones para el cambio. Para dar el salto al espacio electoral es necesaria una herramienta específica que abra el paso a las iniciativas de los ciudadanos que actuamos para cambiar las cosas, seamos PAHs, mareas, 15MpaRato…

Ese es, precisamente, el punto fuerte del método que propone la Red Ciudadana Partido X: surge de la potencia y de las formas del 15M, planifica un método transversal y eficaz para romper el techo de cristal al que se enfrenta la ciudadanía.
Lleva más de un año de ventaja y prolifera con el ritmo subterráneo e imparable con el que se propagó la convocatoria del 15M.

Para nosotros, como quincemayistas, la Red Ciudadana Partido X lleva el espíritu del 15M a una nueva situación, evolucionando a partir de sus límites y adecuándose al objetivo urgente de cambiar la situación presente, colaborando sin intentar absorber a otros agentes y espacios que actúan fuera del espacio electoral.

Algunos de nosotros colaboramos con la Red Ciudadana del Partido X y a otros, simplemente, nos parece una iniciativa a seguir porque llevamos el 15M en nuestro adn y siempre vamos a estar en movimiento.

Fuente: @Madrilonia

|