Represión y resistencia digitales en el #CatalanReferendum

Represión y resistencia digitales en el #CatalanReferendum

Logros y fallos en el uso de las herramientas digitales en la rebelión de Catalunya

La batalla que se ha librado en calles y colegios electorales de ciudades y pueblos de toda Catalunya antes, durante y después del 1-O, donde una sociedad civil diversa puso masivamente sus cuerpos y sus conocimientos al servicio del objetivo común de defender lo que consideramos ser una democracia real, ha tenido también en Internet un espacio de lucha clave.

7 de septiembre 2017

El 7 de septiembre el Tribunal Constitucional suspende la ley de referéndum en Catalunya. A partir de ahí, el Gobierno español empezó la caza judicial, policial y administrativa de cualquier “efecto o instrumento destinado a preparar o celebrar el referéndum”, entre otras cosas, las urnas y papeletas para el voto ahora consideradas objetos de crimen. En Internet comienza el cierre de sitios web, apps y herramientas relacionados con el referéndum.

Independientemente de que estemos de acuerdo o no con la decisión de los tribunales españoles de prohibir el referéndum, la clausura de muchos de los espacios de Internet ordenada, se puede objetivamente considerar, en mucho de los casos, una grave violación de la libertad de expresión – y particularmente la libertad de opinión política – protegida por tratados internacionales y por el Artículo 11 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, la libertad de información y la de organización. Si bien algunas de las webs, apps o dominios pertenecen al gobierno de Catalunya y eran herramientas directamente vinculadas con el desarrollo del referéndum, muchas son de particulares y asociaciones y reflejan básicamente opiniones políticas. Es evidente que una cosa – discutible o no – es prohibir un referéndum y la otra es prohibir de paso el derecho a expresar que nuestra opinión política es que el referéndum sí debería celebrarse.

En estos días, Catalunya ha sido el banco de pruebas de lo que siempre denunciamos: una vez más al espacio de Internet sufre un estado de excepción que los gobiernos “democráticos” jamás se atreverían a aplicar al espacio físico porque la violación de derechos saltaría inmediatamente a la vista. Como prueba de ello, muchas de las webs cerradas pertenecen a asociaciones con sedes físicas. En un primer momento ninguna autoridad se ha atrevido a pedir el cierre de estas sedes.

El acceso a Internet es esencial para el ejercicio de nuestras libertades y debe ser considerado en si mismo un derecho fundamental [#KeepItOn].

Si consentimos que el espacio de Internet sea la avanzadilla para los recortes de derechos, sabemos que el paso siguiente será recortar estos derechos fundamentales en otros espacios.

13 de septiembre 2017

El 13 de septiembre una orden judicial cierra la página web referendum.cat. Empieza un juego del gato y el ratón entre la caza del Gobierno central y la resistencia digital de ciudadanía y Govern de Catalunya.

Algunos ciudadanos publicaron el código de la web del referéndum en Github. A partir de estos empezaron a surgir clones de la web hechos por decenas de ciudadanos voluntarios bajo dominios como piolin.cat, referendum.ninja o marianorajoy.cat que se suman a otros proveídos por el Govern de Catalunya. La operación policial sigue con el cierre de dominios o bloqueos de acceso de todos ellos y de muchas otras webs que opinan sobre el referéndum incluyendo asociaciones, club deportivos y particulares… Todo esto en un marco en el que se arrestan políticos y se inculpan de sedición presidentes de asociaciones de la sociedad civil.

Las webs bloqueadas superan las 140 en 10 días. El proyecto OONI de Tor project así com nodo50 recogen una lista no exhaustiva de los dominios afectados e información sobre el tipo de bloqueo.

dominio-intervenido-a-disposicion-judicial

Dentro de esta operación, el 20 de septiembre la Guardia Civil asalta la sede de la Fundació Puntcat gestora del Top Level Domain .cat, llevándose consigo equipos informáticos y datos, y deteniendo a uno de sus directivos informáticos, acción desproporcionada y sin precedentes en la Unión Europea que podría implicar abrir la veda de algo contra lo que llevamos años luchando que es que se atribuya a los gestores de dominio la responsabilidad sobre los contenidos.

El relator por la libertad de expresión de la ONU, la Internet Society y la Electronic Founder Foundation entre muchas otras organizaciones como la nuestra hemos denunciado este bloqueo de sitios web y la desmesurada represión digital ejercida por el Gobierno español a pocos días de la celebración del referéndum y, por tanto, sin posibilidad de revisión de su validez, adecuación y proporcionalidad en tiempo útil en cuanto al tema del que son objeto.

En esta situación de gravísima violación de derechos y persecución, muchas personas movidas por sus convicciones o mal asesoradas sobre el contexto legal, se han expuesto abiertamente a riesgos que en algunos casos se hubiesen podido evitar, dejando sus identidades a merced de la represión que necesitaba chivos expiatorios para justificar su despliegue. Los nombres en abierto de los presuntos autores de los primeros “mirrors” han permitido a las autoridades jactarse de las redadas de jóvenes (hasta 14) , algunos de los cuales se enfrentan a acusaciones gravísima como la de ser “cabecillas de una organización” sediciosa, cosa que todos sabemos que en el amplio y libre espacio de Internet no tiene ningún sentido. Sin duda medidas que buscan castigar desproporcionadamente con objetivo de amedrentar a la sociedad en su intensa actividad en Red.

Unos de los errores más frecuentes ha sido el uso de servidores con escasas garantías jurídicas para el cliente y el uso insistente de dominios .cat, que está sometido a normas similares a las del dominio .es, y sin ningún tipo de cuidado en cuanto a los derechos civiles a diferencia de otros dominios genéricos (.net, .org, .com…) gestionados por el ICANN u otras organizaciones respetuosas de los derechos fundamentales.

Para nosotros es importante insistir en que no se deben necesitar mártires para demostrar lo justo de nuestras luchas. Debemos intentar evitar a toda cosa que las personas que luchan sufran represalias. En este contexto, Xnet ha intentado explicar masivamente esta y muchas otras cosas en una Guía para preservar a las personas que operan en Internet de sufrir injustamente la represión. Esta iniciativa se enmarca dentro de otras acciones en defensa de los derechos fundamentales que se han puesto en marcha por parte de abogados y organizaciones bajo el nombre de #SomDefensores.

Democracia en Red: Gobierno Distribuido

Hemos visto a un Govern de Catalunya suficientemente hábil y previsor en Internet, pero sobre todo hemos visto que la aceleración de los acontecimientos en Catalunya ha activado la población masivamente en el uso de herramientas digitales para salvaguardar sus derechos fundamentales. A diferencia de situaciones similares como las que se pueden haber vivido por ejemplo en Turquía, en estos días incluso las instituciones catalanas han aceptado ceder y compartir de forma distribuida la responsabilidad de la tutela de las libertades, normalizando así lo que a nuestro modo de ver es el embrión de lo que debe ser una democracia realmente transversal y a la altura de la era digital, tal y como algunos de nosotros la planteamos por ejemplo en la metodología del dispositivo Red Ciudadana Partido X.

El mismo Presidente de Catalunya Carles Puigdemont – gracias también a la intervención de expertos que se han activa y continuadamente involucrado en trabajar para la defensa de los derechos aconsejó en sus redes sociales el uso de proxies para poder acceder a las webs bloqueadas. Posteriormente anunciaba también que se había usado IPFS como herramienta distribuida donde alojar la web de consulta que indicaba a los ciudadanos donde dirigirse a votar.

23 de septiembre 2017

El 23 de septiembre, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya emitió una orden que autorizaba “el bloqueo de las webs o dominios que aparezcan publicitados en cualquier cuenta o red social oficial de cualquiera de los miembros del Govern de la Generalitat, por las que, directa o indirectamente, incluso remitiendo a otras cuentas, se informara, a través de enlaces, de cómo acceder a dominios cuyos contenidos guardaran relación con los que ahora se bloquean” . Así pues, no se trataba de una lista concreta sino de una orden general que daba manga ancha a las fuerzas de seguridad para exigir a los proveedores de Internet el cierre de sitios web.

Con esta nueva capacidad, la Guardia Civil bloqueó el dominio gateway.ipfs.io cortando la conexión no solo al web del referéndum sino a todo el contenido alojado en IPFS a través de dicho gateway desde el Estado español. El bloqueo se extendió a sitios web en favor de referéndum de movimiento y organizaciones civiles no gubernamentales como empaperem.cat, assemblea.cat y webdelsi.cat. La acción de la orden judicial se dirigió también a GooglePlay al que obligaron a retirar la aplicación que permitía la consulta de donde votar.

Aun así, en todo momento toda la población de Catalunya ha podido conocer su colegio electoral por la continua replicación y por el uso masivo de VPN y navegación anonimizada para acceder a sitios web bloqueados desde España. Esta capacidad de acción distribuida entre Govern y ciudadanía organizada ha sido la tónica de todo este proceso electoral con un uso masivo de chats, redes y otras herramientas que han permitido la rápida circulación de la información de forma capilar y entre desconocidos, haciendo frente a bulos, filtraciones e infiltraciones.

Esta acción en red en la que la gente por ejemplo se ha autorganizado colegio por colegio, se ha visto también en el espacio físico como en el caso de la protección de las urnas. Durante un mes, las fuerzas de seguridad del Estado y sus servicios secretos han buscado por toda Catalunya las urnas y papeletas de voto. A pesar de entrar – o intentar entrar – en imprentas, medios de comunicación, partidos y organizaciones – algunas veces incluso sin mandato judicial -, las urnas nunca fueron encontradas y aparecieron en los colegios por arte de magia. Las urnas y las papeletas estaban ahí. Los habían custodiado pequeños grupos, nodos autónomos repartidos por todo el territorio.

1 de octubre 2017, día del referéndum

Finalmente, el mismo día 1 de octubre durante el referendum, el Gobierno de España intentó bloquear a toda costa la posibilidad de acceder a la aplicación que contiene el censo universal.

Se bloqueó inmediatamente el dominio registremeses.com donde estaba la aplicación. Rápidamente el Govern de Catalunya hace llegar a los más de 1000 colegios de todo el territorio IPs alternativas para el acceso. Consideramos que en este caso hubiese probablemente sido más idóneo trabajar con Hidden Service para evitar el acoso policial y los ataques DDoS por parte de grupos contra el referéndum. También hubo cortes de conexión a Internet de los cuales aún no se ha resuelto el origen (¿los proveedores de Internet por orden del Estado aunque estos lo nieguen?).

Aún así las mesas electorales han conseguido funcionar, casi todas routeando los teléfonos móviles de lxs voluntarixs de las mesas electorales para acceder a Internet; en la calle se coreaba “¡Modo avión!” para no quitar ancho de banda a quienes operaban las mesas. La operación duró desde las 5 de la mañana – hora en la que la ciudadanía llenó las calles para proteger sus colegios electorales – hasta las 24h de la noche cuando se acabó el recuento. Todo esto entre cargas ultra violentas de la Policía Nacional que costaron más de 800 heridos. Aún así, más de 2.200.000 de personas fueron a votar.

El orden somos la gente, de igual a igual; el desorden es este estado y su violencia

La ciudadanía y Govern de Catalunya han aprendido y son testimonio de que en la primera línea de defensa de nuestra democracia, la resistencia digital depende de nuestro uso de herramientas tecnológicas que nos permitan proteger nuestros derechos de manera autónoma y distribuida.

Esperamos que el Govern catalán nunca olvide esto y su administración quede inmunizada contra la tentación de los habituales discursos que criminalizan las herramientas de privacidad, cifrado y descentralización de Internet.

Además, una vez que la represión se desencadenó de forma masiva en calles y pueblos de Catalunya, las redes sociales y su uso inteligente por parte de los ciudadanos volvieron a servir para romper el bloqueo y la manipulación informativa de los grandes medios españoles y permitir que la opinión publica internacional supiera lo que estaba pasando. Puede que en pleno 2017 muchos estén ya acostumbrados a esto, pero este ha sido probablemente el momento en el que más videos y fotografiás documentando la violencia policial se han publicado. Sin el uso masivo de las redes sociales para informar, Catalunya se hubiera quedado absolutamente aislada y hubiese sido masacrada en la más total impunidad.

Desde este punto de vista, lo que está pasando en estos días es histórico. Esta aceleración hacia un grado de mayor democracia y fuerza para la sociedad civil se está dando espontáneamente, pero el desconocimiento que mayoritariamente tienen las personas sobre algunos aspectos del ámbito digital las expone a riesgos y en este sentido es en el que debemos y estamos poniendo todos nuestros esfuerzos.

1 de Octubre de 2017 como comienzo

El día 1 de Octubre de 2017 los políticos habían desaparecido. Solo de vez en cuando se oía Unidos Podemos intentando capitalizar nuestros heridos para su chiringuito. A parte de esto, no hubo más que gente de a pie organizándose y actuando – entre ellxs aquellxs diputadxs y regidores que son personas, como las demás. Durante 24 horas, la sociedad civil ha llevado a cabo la jornada consiguiendo no solo votar y permitir el voto masivamente, sino también no caer en ninguna provocación de la violencia del Estado, aún debiendo cuidar de centenares de heridos. Hubo alegría, rabia y fraternidad entre las personas más diversas. Increíblemente emotivo. No hubieron eslogan ni gritos para que cada uno pudiera votar sin coacción en una muestra de valiente y conmovedora capacidad de organización y deseo de democracia.

El 1 de octubre de 2017 hemos demostrado que el orden somos la gente y el desorden este Estado.
 

Xnet

 
*Foto de portada de @Makrakas en el barrio de Gràcia de Barcelona.