SGAE

 

Breve introducción histórica de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), cómo funciona y porqué.

La Sociedad de Autores Españoles (SAE) se fundó en 1899 con la intención de mejorar la situación de los autores, ya que con frecuencia vendían sus obras a los editores para poder sobrevivir unos meses y perdían sus derechos sobre las mismas.

En la SAE todo el mundo tenía derecho a un voto como mínimo y podía formar parte de la junta directiva.

En 1934 la SAE se fusionó con otras sociedades para crear la SGAE (Sociedad general de Autores Españoles), que con Franco será transformada en Sociedad General de Autores de España (1941).

Será en 1995 cuando la SGAE pasará a ser la Sociedad General de Autores y Editores, a manos de Teddy Bautista (entonces Vicepresidente).

Fue Teddy Bautista quien cambió el derecho a voto en función de los ingresos por derechos de autor. Esto hace que menos del 10% de los socios de SGAE pueda votar y sólo unos 300 sobre unos 90 000 puedan presentarse a las elecciones de la junta.

Fue, pues, Teddy Bautista quien modificó los estatutos para convertir a la SGAE en un “sindicato vertical” que representa a la vez a autores y editores de manera que, a través del voto “ponderado”, los intereses de los editores puedan primar sobre los intereses de los autores. Justo lo contrario por lo que fue creada la Sociedad de Autores.

Uno de estos socios de SGAE narró cómo en 1977, Eduardo Bautista “llegó al poder”.

“Explicó que en la Junta General de aquel año, Eduardo Bautista junto a otros dos miembros de SGAE irrumpieron acompañados de un notario al comienzo de la Asamblea, y sin estar previsto en ningún punto del orden del día, y por tanto, de manera irregular, presentaron una moción de censura, y la Junta se tuvo que suspender. Expulsaron a los consejeros que habían sido elegidos democráticamente y se convocaron nuevas elecciones. Fueron momentos escandalosos para la llamada entonces Sociedad General de Autores de España, que posteriormente, sería refundada como Sociedad General de Autores y Editores, dando lugar a una peculiar asociación donde conviven intereses contrapuestos, los de los autores y los de los editores, siendo estos últimos quienes manejan el timón de la entidad. “ Fuente: comfia.info

Más detalles sobre el actual sistema de votación: sólo un porcentaje muy bajo de socios de SGAE supera los alrededor de 2.000 euros de beneficios necesarios para ejercer el derecho a voto.

Algunos ejemplos extraídos de los estatutos vigentes de la SGAE y referidos a las obras audiovisuales sobre la relación ingresos, derecho a voto (no es broma):

1 voto: 2.290 € y 5.726 €

2 votos: 5.727 € y 12.981 €

3 votos: 12.982 € y 20.999 €

4 votos: 21.000 € y 44.923 €

5 votos: más de 44.923 €

[Nota: en una entrevista, Antón Reixa, cuando era presidente de la SGAE, dijo que hay hasta 31 votos para los mas pudientes (!!!!). Lo hemos buscado por todas parte y no lo encontramos. Lo único que sabemos es que en aquellas elecciones se emitieron más de 30000 votos. Hay algo que no se entiende pero no encontramos la respuesta… Seguimos investigando en la muy opaca gestión de la SGAE. Si encontramos algo os avisamos…]

* Aquí puedes leer un interesante resumen del informe sobre la gestión colectiva de los derechos de propiedad intelectual, encargado por el Ministerio de la Presidencia. En él podrás consultar datos económicos relativos a las ocho sociedades de gestión existentes, referidos al año 2007.

Los ingresos de la junta y el equipo directivo de la SGAE (hasta que la cúpula fuese llevada a prisión en 2011):

Lo hago gratis. Nadie cobra. Es un acto solidario de generosidad”, Ramoncín

(Los siguientes datos están actualizados a 2005)

La Junta Directiva de la SGAE (38 personas, una de ellas fue Ramoncín) percibió en concepto de dietas 109.920 euros.

El Consejo de Dirección de la SGAE (12 miembros, entre ellos otra vez Ramoncín) se repartió 112.980 euros. No se sabe cuánto de este dinero le tocó a Ramoncín pero la media en concepto de dietas para alguien que esté en ambos órganos directivos supera los 10.000 euros anuales por su acto solidario y generoso.

Sin embargo, esta no es la única fuente de ingresos de Ramoncín relacionada directamente con su cargo en la SGAE.

Según figura en la última memoria de la SDAE, empresa propiedad de la SGAE, José Ramón Martínez Márquez, “Ramoncín”, también ha cobrado de esta empresa por “Gestión de derechos y formación de autores” y “Formación y promoción cultural”. No se sabe a cuánto ascendieron las facturas.

Hace un año, la SGAE inyectó en la SDAE 320.000 euros para “restablecer el equilibrio patrimonial de dicha filial”.

* Aquí SGAE y especulación en un dossier entregado al ministerio de cultura (que ha hecho caso omiso) por los propios trabajadores de la SGAE.

* Aquí la jubilación de teddy Bautista, actual presidente del Consejo de Dirección de la SGAE: 24 500 euros al mes (“sólo el 90% de su sueldo).

* Las entidades de gestión criticadas por la Comisión nacional de Competencia.

* Finalmente, véase aquí tarifas sgae, otra fuente de ingresos de la SGAE. En muchos casos, los importes, al no ser “individualizables”, se reparten entre los que más recaudan.

Información relacionada: