AURA: Telefónica procesa y negocia con tus datos y encima se autoproclama 'guardián' de tu información personal

Aura: Telefónica procesa y negocia con tus datos y encima se autoproclama ‘guardián’ de tu información personal

Entendiendo Aura

Nuestros datos son el nuevo ‘oro’ para las compañías tecnológicas, todas ellas y los saben y lo explotan. Google, Facebook y cía almacenan y procesan cantidades ingentes de nuestros datos para crear un perfil sobre nosotros y poder mostrarnos publicidad a la que somos más susceptibles, u otras cosas peores, desconocidas, y en algunos casos ilegales, en base a unos términos de servicio demasiado confusos y vagos.

Hoy en el Movile World Congress Telefónica ha presentado su proyecto Aura con el que espera coger tajada del pastel de nuestros datos que, como proveedor de servicios de telecomunicaciones, tiene en cantidades ingentes.

¿Qué supone Aura para nuestros datos?

Como la misma Telefónica ha explicado en el MWC, con Aura empezará a procesar esos datos y a crear perfiles sobre nosotros. Según Telefónica sus clientes podrán acceder a esos datos mediante la aplicación Aura para consultarlos y decidir si dan permiso a Telefónica para compartirlos con otros gigantes de Internet. Todo esto Telefónica los está vendiendo como si te estuviera dando más control sobre tus datos y es falso.

Con Aura Telefónica no modifica lo que otras compañías como Whatsapp o Google ya hacían con tus datos. Lo que hace es crear otro perfil MÁS sobre ti con el procesamiento de tus datos como ISP y negociar con ellos. A pesar de que dice que no va a venderlos (eso está por ver) ya ha dejado claro que usará Aura como una ventaja competitiva sobre otros ISPs.

Como la misma Telefónica dice todos esos datos son nuestros, así pues que podamos acceder a ellos y consultarlos es algo positivo. Sin embargo, y de acuerdo con la ley de protección de datos, deberíamos también poder exigir que esos datos NO sean procesados sin nuestro consentimiento.

¿Qué datos tiene Telefónica sobre ti?

Como operadora, tiene datos de tu facturación, mensajes y llamadas (cuántas, a qué números), pagos, etc. También tiene los datos de la antena a la que te conectas cuando navegas desde el móvil, ergo geolocalización, cuántos y qué dispositivos se conectan a tu router, qué páginas web y servicios visitas y por cuanto tiempo. En el caso de que, además, tengas contratados otros servicios como Imagenio u otros, tiene también datos sobre qué canales ves o qué series y películas prefieres, entre muchos otros.

Más turbio y potencialmente alarmante es el perfil que Telefónica puede construir sobre nosotros, mediante el procesamiento de nuestros datos con la inteligencia cognitiva que ha desarrollado en colaboración con Microsoft, y qué informaciones y conclusiones se derivarán de este.

Don’t be evil?

Telefónica insiste en que el usuario tendrá la potestad de elegir si comparte sus datos con terceros o no. Está por ver de qué manera pide este consentimiento, si es suficientemente clara y transparente, o cuán agresivamente te empuja a aceptar que se compartan tus datos a cambio de ofrecerte features o servicios

Telefónica intentará mostrar únicamente las bondades que de Aura, como por ejemplo su proyecto con Unicef en el que pedirá permiso a sus clientes para compartir datos anonimizados para dar “mejor respuesta en caso de desastres naturales”. Sin embargo, existen otros casos menos idealistas, más peligrosos y sobretodo más mundanos: un banco, cuyos algoritmos de evaluación de riesgo tenga acceso a nuestra facturación, podría automáticamente denegarnos un préstamo si, por ejemplo, no tenemos una factura al día.

TLDR: Telefónica no está protegiendo tu privacidad frente a otras compañías tecnológicas con Aura. Está creando una capa más de recolección y procesamiento de tus datos que socava tu libertad de no ser perfilado y manipulado, con la que hará negocios, y además pretende venderlo como algo positivo para tu privacidad.

Seguimos.

Xnet

 

Foto: Álvarez-Pallete, durante la presentación esta tarde. (Foto: MAM)
Actualizado con info de Xataka