Junto con 400 organizaciones y expertxs pedimos que la propiedad intelectual no obstaculice la investigación sobre #COVID19